El reciclaje de residuos electrónicos: una inesperada solución al atasco en las cadenas de suministro

La tecnología se está integrando cada vez más en todos los aspectos de nuestras vidas, permitiéndonos el acceso a dispositivos y realidades tan variadas que van desde computadoras portátiles y hogares inteligentes, hasta los smartphones y las smart TV ‘s.

Sin embargo, la producción continua e incesante de todos y cada uno de estos dispositivos tiene un impacto muy grande en las condiciones medioambientales. La contaminación ocurre cuando los desechos electrónicos se eliminan de manera informal al desmantelar, triturar o derretir los materiales, liberando partículas de polvo o toxinas en el medio ambiente.

Todas estas partículas causan contaminación del aire y dañan la salud respiratoria de las personas. Los desechos electrónicos de poco valor a menudo se queman, ya que la quema también sirve para obtener metales valiosos en la electrónica, como lo son el cobre o el cobalto.

A partir de 2021 la producción mundial de esta clase de tecnología se vio disminuida como consecuencia de los cuellos de botella en las cadenas de suministro globales. Las razones son esencialmente un rebote de la demanda surgido tras largos meses de confinamientos, y la aparición de nuevas variantes de Covid-19 en lugares como China, uno de los mayores puntos de fabricación y comercio del mundo. 

Como consecuencia, numerosos fabricantes y otros actores de la cadena de suministro se están dando cuenta también de que el abastecimiento único, por ejemplo, depender en gran medida de un solo proveedor, puede aumentar el riesgo de cuellos de botella. Una forma de solucionar y aligerar esa crisis, al tiempo que se incide positivamente en el medio ambiente consiste en reciclar residuos electrónicos. 

¿En qué consiste el reciclaje de residuos electrónicos?

El reciclaje de residuos electrónicos se practica tanto formal como informalmente. Idealmente, el reciclaje adecuado o formal de desechos electrónicos generalmente implica desmontar adecuadamente los componentes electrónicos, separarlos, limpiarlos, y clasificar sus contenidos por material y uso. 

Los artículos reciclados se trituran mecánicamente para su posterior clasificación con tecnologías de separación avanzadas. Las empresas que trabajan en este sector se adhieren a las normas de salud y seguridad, y además utilizan tecnologías de control de la contaminación que reducen los riesgos para la salud y el medio ambiente.

El reciclaje de residuos electrónicos puede aliviar el atasco en las cadenas de suministro

Hay varias formas en las que una empresa puede hacer de la fabricación de productos electrónicos un proceso sostenible, como reducir la huella de carbono de sus fábricas y transporte, o eliminar adecuadamente los productos obsoletos. Si una empresa no puede hacerlo, es importante que cuente con el apoyo de otras dedicadas exclusivamente a trabajos de reciclaje.

En la región latinoamericana, un gran ejemplo es la mexicana RCE, una empresa comprometida con el reciclaje de los residuos electrónicos.  La electrónica, que incluye computadoras, dispositivos móviles, televisores, proyectores e impresoras, por nombrar solo algunos, requiere de mucha energía e infinidad de componentes para fabricarse, y tiene además una gran demanda que parece no descender. 

Una de las soluciones para liberar los atascos y atender esa demanda consiste en fomentar el papel de la reutilización de los componentes electrónicos, en lugar de solo concentrarse en fabricar nuevos. Muchos de estos componentes guardan su utilidad aún mucho después de descartado el dispositivo, y su reutilización permitirá producir más sin «fabricar» más. 

Está en el interés financiero y ambiental futuro de todos los consumidores el determinar el grado en que los subcomponentes de un producto al final de su vida útil podrían recolectarse o volver a comercializarse. Esta logística inversa incluye oportunidades adecuadas al mercado basadas en la calidad para el remarketing de componentes seguros, que además puede proporcionar nuevas mejoras en los márgenes de ganancias de las empresas. 

Algunos productos electrónicos se pueden reacondicionar y volver a comercializar casi en su totalidad. La evaluación adecuada del valor, el manejo, la restauración, y la reutilización de productos electrónicos es una posibilidad para muchos fabricantes, o bien para muchas empresas que pueden realizar estos trabajos por ellos. 

Contar con programas de sustentabilidad ambiental que incluyan el reciclaje de los residuos electrónicos y tengan una visión de futuro es una señal de buenas estrategias comerciales y ambientales, y tiene el potencial de aliviar los atascos en muchas de las cadenas de suministro de estos productos. 

Quizá quieras leer también: 

¿Qué implicaciones tiene el atasco en las cadenas de suministro para Centroamérica?

Síguenos

Recientes

Populares

Eventos

También te puede interesar...

“Hace falta capital de riesgo en Guatemala”, Alexis Canahui

Es posible que las primeras palabras que se te ocurran cuando hablamos de startups sean tecnología e innovación, ¿verdad? Una de las principales acciones de...

3 tendencias de consumo de la generación Z: Medios, entretenimiento y viajes

La generación Z está en contacto con la tecnología, las redes sociales y los dispositivos móviles desde temprana edad. Esta generación hipercognitiva cruza los...

Conoce estas 3 startups brasileñas fundadas por mujeres

Aunque la participación de mujeres sigue siendo baja en el ecosistema de startups, lo cierto es que muchas empresas fundadas por mujeres están creciendo...

ILB finalista de los Connecta Awards 2022 en la categoría «Mejor Campaña de comunicación”

Con el avance de la tecnología y, en consecuencia, la facilidad de su uso, los especialistas en marketing pueden terminar dejando de lado estrategias...