El interesante caso del rechazo de la opción algorítmica

Instagram toma la decisión, tras muchos años de protestas de sus usuarios, de ofrecer una opción para visualizar su timeline en modo cronológico inverso, en lugar de en función de un algoritmo que determinaba la secuencia tomando supuestamente como referencia las preferencias del usuario. La opción no podrá ser activada por defecto, pero podrá escogerse para cada sesión de visualización.

Twitter, por su parte, estrenó hace algunas semanas una nueva interfaz que situaba por defecto la visualización en orden algorítmico, sin que el usuario pudiese optar por la cronológica inversa por defecto y obligando, por tanto, a hacer un clic adicional para poder visualizarla. Tras las protestas de los usuarios, la compañía termina por tomar la decisión de cancelar ese cambio y retornar a la interfaz anterior, que sí permite establecer la opción cronológica inversa por defecto.

Son tan solo dos ejemplos, pero me llaman bastante la atención, porque además, estoy entre los que prefieren claramente la opción cronológica a la algorítmica, pero sinceramente, no sé por qué razón. ¿Qué nos lleva, a pesar de la insistencia de las compañías tecnológicas, a rechazar al algoritmo, que se supone basado en nuestras preferencias, intereses y comportamientos anteriores, y preferir simplemente el orden cronológico inverso?

Mi impresión es que la razón es tan sencilla como evidente: cuando pensamos en un timeline, pensamos simplemente en eso, en una línea temporal, en un orden cuyo único criterio es el tiempo. Un criterio sencillo, que entendemos perfectamente: esto pasó antes que aquello, y por eso lo visualizo en ese orden. Fácil de entender, carente de toda complejidad.

La ordenación mediante un criterio algorítmico, en cambio, tiene un componente importante de caja negra. Sí, se supone que optimiza lo que ha ocurrido para que on me pierda aquello que seguramente querría ver y que el algoritmo ha decidido que más me interesa en función de mis hábitos y comportamientos anteriores… pero no tengo ni idea de por qué razón piensa que eso es importante para mí, no sé a qué ha desplazado (y que, por tanto, dejo de ver porque se ha ido mucho más abajo), y no me permite asociar más que de manera laxa la posición que ocupa algo en mi timeline con el momento en el que ocurrió.

Algo que supuestamente está diseñado para que el usuario pueda extraer más valor de su timeline, es rechazado, posiblemente, por su falta de claridad a la hora de transmitir los criterios por los cuales se ordena. Como usuarios, aparentemente, tendemos a preferir criterios claros y sencillos, aunque ello pueda conllevar que os perdamos cosas que podríamos considerar importantes simplemente porque no estábamos mirando en ese momento.

¿Por qué redes como Instagram o Twitter insisten hasta el hartazgo en que utilicemos el criterio algorítmico frente a la sencillez del criterio cronológico, lo sitúan como opción por defecto e incluso dificultan el uso de la opción cronológica? Es difícil saberlo, aunque si optamos por la solución más simple, se deberá seguramente a que, según sus estudios, el uso de la opción algorítmica tiende a maximizar el tiempo de uso, la stickyness del servicio.

Pero de alguna manera, tendemos a percibir ese criterio algorítmico como algo manipulable, poco claro, y rechazamos la caja negra para optar por algo que entendemos fácilmente. Todo ello, además, pensando que existirá sin duda una gran cantidad de usuarios que simplemente no se plantean qué criterio hace aparecer esas actualizaciones en sus timelines, y que simplemente se quedan con la opción que esté activada por defecto sin plantearse nada más.

¿Cómo pueden reducir las compañías ese rechazo a la opción algorítmica? ¿Tal vez comunicando mejor o de manera más clara los componentes de ese algoritmo, de manera que no sea percibido como una caja negra? ¿Solucionaría eso el problema? ¿O simplemente preferimos el cronológico porque su funcionamiento va implícito en el concepto de timeline, de línea temporal? ¿Realmente obtienen algún beneficio del hecho de imponernos un orden en lugar del otro, como para que les compense hacer frente a las protestas que genera?

Publicado en: enriquedans.com (24.03.2022)

Síguenos

Recientes

Populares

Eventos

También te puede interesar...

Colombia y Venezuela ¿El fin de los senderos que se bifurcan?

Colombia y Venezuela son dos hermanos especulares al norte de América del sur, separados imaginariamente por el desierto en la Península de la Guajira, por...

No es más productivo el que “trabaja” más

Quizá te suene el término “Gran Dimisión”, un concepto acuñado en los Estados Unidos pero que describe un fenómeno que no es exclusivo de...

¿Pero cuál es tu presupuesto?

Esta puede ser una pregunta incómoda. No porque ninguno de nosotros tenga tiempo ilimitado y dinero ilimitado, sino porque nos pone en aprietos de...

Lunas de miel y turbopolítica

En una sociedad, global, en que la inmediatez se ha convertido en norma, donde los apoyos son efímeros y la confianza social cada vez...