El impacto a la niñez guatemalteca en el contexto de la pandemia de 2020 a 2022

Más de dos años han transcurrido desde que se detectó el primer caso de Covid-19 en Guatemala. El paso de esa enfermedad por el país ha impactado negativamente a la población, específicamente, a la niñez y adolescencia guatemalteca.

Un análisis elaborado por la organización World Vision Guatemala denominado: “Impacto de la Situación Económica Mundial en la Seguridad Alimentaria y Nutricional de los y las guatemaltecas”, indica que la pérdida del cuidado parental ha sido el golpe más duro para ese sector de la población mundial.

Respecto a Guatemala, el estudio señala que, hasta el 10 de junio de 2022, hubo más de 49 mil (49,910) niñas, niños y adolescentes (NNA) que perdieron a mamá, papá o su cuidador inmediato a consecuencia de la pandemia, siendo el más afectado en la región centroamericana tanto en valor absoluto como en tasa por cada diez mil NNA, donde para el caso de este país es de 75.8, seguido de Panamá con 34.1 y Honduras con 32.6.

Por aparte, la organización Aldeas Infantiles SOS realizó un estudio en 2021, donde señala la enorme debilidad estadística del país en documentar este tipo de impactos de la pandemia, encontrando que, durante el primer año de la pandemia, según el Registro Nacional de las Personas (RENAP) en Guatemala fallecieron 840 adultos (hombres o mujeres) que eran progenitores de menores de edad, afectando así a 1,216 niños, niñas y adolescentes.

Aumento de la desnutrición en la niñez y adolescencia

El informe de World Visión Guatemala, además, agrega que la pandemia también significó para la niñez y adolescencia guatemalteca, aumentos en la tasa de desnutrición aguda, deserción escolar, trabajo infantil, abuso sexual, embarazos en adolescentes y niñas, así como un incremento en la cantidad de jóvenes migrantes no acompañados que fueron detenidos en México y Estados Unidos, los cuales únicamente para 2021 sumaron en ambos casos un total de 78 mil 879.

El matutino Prensa Libre, en su nota: “Desnutrición aguda: aumento de casos en 2021 sería mayor por la pandemia y las tormentas”, explica que solo en diciembre del 2020 murieron 20 niños por desnutrición porque la asistencia de las autoridades gubernamentales fue tardía, especialmente, en regiones afectadas por las lluvias que generaron Eta e Iota.

Un caso fue el del menor Sergio Iván, quien fue identificado con desnutrición aguda moderada en octubre de 2020. Tenía un año, y pesaba 15.8 libras. El infante es el primer hijo de la señora Felisa Caal, quien tuvo que internarlo de emergencia en el Hospital Regional de Cobán por un cuadro de neumonía. Días después, Sergio volvió a casa, pero semanas después mostró signos de desnutrición.

“El hambre se ha convertido en una cuestión política”

Para el doctor Carlos Arriola, dedicado al tratamiento de la desnutrición infantil Servera en Guatemala desde hace 25 años, explicó que la desnutrición se ha normalizado y critica la escasa voluntad política por garantizar el derecho a la alimentación en un país donde el 45% de los niños no cuentan con la alimentación adecuada.

“Los expertos hablan de 30 años para modificar estas tendencias, hace falta toda una generación. Pero esta, la nuestra, no ha hecho lo suficiente por ponerle punto y final”, afirmó el galeno.

A ello, Arriola añade que “Guatemala es un país muy desigual y los indígenas son los peor parados en todas las estadísticas, a pesar de que son prácticamente la mitad de la población. En torno al 40% de estas comunidades vive en extrema pobreza y cerca del 80% está excluida socialmente. La vulnerabilidad y la marginalización es el día a día de quienes se acostumbraron”.

Solamente café y pan

De acuerdo con el galeno, los campesinos son la población más vulnerable del país. “La única opción de alimento durante el proceso de destete es café con pan. Hay una generación entera de bebeés que está alimentándose de eso. ¿Qué nutrientes aporta el café y el pan?”, se cuestiona.

Datos presentados por la organización Manos Unidas señalan que la niñez indígena presenta una estadística del 55.5% de desnutrición.

“La exclusión social acompaña la desnutrición, pues se traduce en baja disponibilidad y acceso a los alimentos, falta de medios para producirlos o comprarlos y malas condiciones sanitarias o hacinamiento”, puntualizó Arriola.

Municipios con altos índices de desnutrición en la niñez y adolescencia

La niñez ha sido relegada pese a las promesas electorales e incluso programas oficiales para reducir las deficiencias de talla y peso en menores de cinco años.

San Mateo Ixtatán es uno de los municipios de Huehuetenango más pobres del país, con uno de los indicadores más bajos de desarrollo humano y el que tiene el mayor porcentaje de niños desnutridos crónicos en toda Guatemala.

Pese a que los gobiernos han anunciado planes para disminuir esa problemática, ninguno ha logrado alcanzar los resultados deseados. De acuerdo con un informe recopilado por el Instituto Centroamericano de Estudios Fiscales (ICEFI), solo del 2009 al 2019 el gasto para la seguridad alimentaria y nutricional sumó poco más de Q63 mil millones.

Otros de los municipios con mayor tasa de desnutrición infantil es San Rafael la Independencia con el 74%, Concepción Tutuapa (72.7%), Colotenango (72.2%), Chajul (72%), Comitancillo (70.5%), Patzité (69.7%), Santa Lucía la Reforma (69.7%), San Juan Cotzal (69.1%), Jocotán (67%), Cunén (66.3%) y Barillas (64.5%).

Foto: Prensa Libre

2020 fue el año que más hambre pasó América Latina

Un informe elaborado en 2020 por la Organización de Nacionales Unidas (ONU) señala que el hambre en América Latina aumentó un 30% de 2019 a 2020, elevando a 59.7 millones el número de personas afectadas.

“Son 13.8 millones más de platos vacíos de un año para otro, y aunque la pandemia es la razón principal, no es la única, ya que estos alarmantes datos no han parado de crecer en los últimos seis años. La migración forzada, los desastres naturales y el cambio climático están detrás de este escenario sombrío en la que ya es la región del mundo donde más drásticamente han aumentado unas estadísticas que plasman una situación desoladora: 267 millones de víctimas de la inseguridad alimentaria y 106 millones de adultos con obesidad. Las mujeres, de nuevo, son las que más sufrieron este impacto”, indica la ONU.

También te puede interesar leer: Índice de Competitividad Local: Una propuesta de FUNDESA para promover la competitividad de Guatemala

Síguenos

Recientes

Populares

Eventos

También te puede interesar...

Juan José Gutiérrez entre los empresarios más admirados de Centroamérica

En Centroamérica existen empresarios talentosos que han destacado por crear negocios visionarios y que han impactado de manera positiva en América Latina. Para conocer...

II Foro de Alimentos y Bebidas GREMAB 2022 a realizarse en ciudad de Guatemala

El sector de los alimentos y las bebidas es uno de los más resistentes de la economía guatemalteca, y está invirtiendo cada vez más...

Juan Luis Bosch: un industrial distinguido

Juan Luis Bosch recibió el reconocimiento de Industrial Distinguido 2021 durante el XVI Congreso Industrial en Guatemala.Juan Luis Bosch es el Presidente Chairman de...

El top 10 de las marcas globales con mayor inteligencia emocional

La inteligencia emocional es una cualidad muy apreciada en una persona, pero también en las marcas. Los consumidores la esperan para poder sentirse vinculados...