El Salvador lidera el futuro de la minería renovable de Bitcoin a nivel global

Desde que Nayib Bukele anunció su intención de adoptar Bitcoin como moneda de curso legal en El Salvador en la Conferencia Bitcoin 2021 han pasado tres meses. Y desde ese día hasta hoy la historia ha tenido varios hitos:

  1. El Bitcoin alcanzó su pico en octubre, al situarse arriba de $66,000 por unidad.
  2. El 77,5% de la población rechazó la adopción de Bitcoin como moneda de curso legal.
  3. 3.Y, El Salvador anunció que planea construir una ciudad entera basada en la criptodivisa.

El más reciente de esos hitos vuelve a poner al país en una posición de vanguardia en temas financieros y de transformación digital: sus planes piloto para la minería de Bitcoin con energía renovable. Si bien Bitcoin representa para muchos una muestra de la libertad y la descentralización en internet, además de constituir ahora mismo una formidable reserva de valor, para numerosos expertos es preocupante el excesivo consumo energético que se requiere para minarlo. 

El sistema de minería, que requiere del uso de computadoras de la más reciente generación hasta dejarlas casi inservibles, crea presiones para que los mineros utilicen solo los chips de computadora más recientes, más rápidos, y de mayor eficiencia energética, provocando el constante descarte de piezas cuyo reciclaje requiere de una gran cantidad de tecnología.

Consumo de energía promedio de Bitcoin por transacción en comparación con el de VISA en 2021. / Statista

Aunque no robe demasiados titulares, la minería de Bitcoin está llamada a renovar el sector energético, ya que está convergiendo con ese sector a gran rapidez, generando una explosión de innovación que pretende descarbonizar el proceso a medio plazo, y que beneficiará dramáticamente a redes cada vez más renovables. 

En este innovador enfoque El Salvador juega un rol crucial. 

Los métodos que utiliza El Salvador para minar bitcoins con energía renovable

El Bitcoin es célebre por desperdiciar suficiente electricidad para agregar 40 millones de toneladas de dióxido de carbono a la atmósfera cada año, pero ahora, un grupo creciente de mineros nacionales e internacionales basados en El Salvador está desarrollando nuevas estrategias verdes y lucrativas que renovarán la industria energética. 

Gracias a su inmejorable cantidad de recursos naturales, El Salvador tiene el potencial de generar electricidad a través de proyectos de energía hidroeléctrica, solar, eólica, y mareomotriz, todas las cuales pueden ser aplicadas a la minería de Bitcoin. En una muestra más de innovación, desde septiembre, el gobierno salvadoreño comenzó a aprovechar la energía geotérmica para la minería de bitcoins de una planta en la base del volcán Tecapa, a 106 kilómetros al este de la capital.

El país ha extraído 0.00599179 bitcoins, o alrededor de $269, con energía proveniente del volcán, toda una hazaña de la minería. Además, El Salvador cuenta con dos plantas de energía geotérmica ubicadas en Ahuachapán y Berlín, con una capacidad instalada de 20.4 megavatios, y una producción equivalente a 21.8% de energía eléctrica

A pesar de ser un país relativamente pequeño, El Salvador alberga 30 volcanes, y la energía geotérmica que estos generan es un recurso invaluable para los tiempos que corren.

Cómo funciona la minería de Bitcoin usando volcanes

La planta geotérmica de Berlín, por ejemplo, está compuesta por 16 pozos profundos por los que circula vapor y hacen funcionar tres turbinas. La energía generada por esas turbinas puede alcanzar hasta 107 megavatios, aunque solo una parte de ellas se utilizan para la extracción de Bitcoin. El resto de la energía se utiliza para la red eléctrica del país.

Gracias a esta fuente de energía, alrededor de 300 computadoras pueden funcionar día y noche sin cesar, y lo que es más importante, sin afectar al suministro eléctrico que requieren los hogares y comercios del país. El saldo positivo de todo esto es que un recurso energético totalmente renovable y sin explotar en su totalidad se ha puesto a trabajar estrictamente gracias a Bitcoin.

A pesar de todos los beneficios que pueda tener Bitcoin, está claro que la criptodivisa podría constituir un desastre ambiental. Dependiendo de la fluctuación de su costo la moneda atrae a más o menos mineros, y ahora mismo su atracción es masiva, lo que produce una mayor presión sobre el ambiente. 

Afortunadamente, nuevos proyectos eólicos y solares están tomando forma no solo en El Salvador, sino en la región. En condiciones normales, ello supone que habrá mucha más electricidad de la necesaria para cubrir la demanda de esos territorios. En ese sentido, los mineros de Bitcoin están actuando como una especie de amortiguador para esta nueva energía verde, ya que compran el exceso de energía cuando no es necesaria, y luego cierran sus plataformas mineras cuando aumenta la demanda, liberando energía nuevamente a la red. 

Esta parece ser la mejor manera de hacer a esta actividad más sostenible en el futuro cercano. 

 

No te vayas sin leer:

El minado de Bitcoin genera toneladas de deshechos electrónicos

Síguenos

Recientes

Populares

Eventos

También te puede interesar...

ILB finalista de los Connecta Awards 2022 en la categoría «Mejor Campaña de comunicación”

Con el avance de la tecnología y, en consecuencia, la facilidad de su uso, los especialistas en marketing pueden terminar dejando de lado estrategias...

El Salvador: Banking Technology Summit 2022

Uno de los sectores más afectados por la aceleración de la transformación digital en los últimos años es sin duda la banca. Después de...

10 tendencias cripto para LATAM en 2023

Tras un verano difícil para las criptomonedas, parece que el mercado vuelve a estabilizarse, lo que empuja a los inversores a involucrarse en nuevos...

“Al final del día todos hacemos ecommerce”, Ronald Hernández

La revolución digital, que fue impulsada indirectamente por la pandemia, se ha encargado de acelerar la transformación y la creación de toda clase de...