“El trading es una maratón, no un sprint”, Iván Higueros

Casi siempre que una persona decide invertir por primera vez, suelen aparecer consejos como: incluso si vas a comenzar poco a poco, sin un plan muy estructurado, es absolutamente vital comenzar lo antes posible, es más, si es posible, no hay mejor día que hoy. 

Invertir temprano es uno de los factores que más ayuda a los inversores en su viaje de creación de riqueza, incluso si comienzan con poco capital. No obstante, el desafío al que se enfrenta el inversor novato de hoy equivale a hacerlo en medio de una potencial recesión. 

Aún así, para algunos de los expertos esto puede ser una buena forma de aprovechar las oportunidades inesperadas de inversión. Según se dice popularmente, esto se debe a que con la contracción económica, el mercado puede presentar vías para comprar acciones de buenas empresas a precios bajos. 

Con eso, cuando la situación vuelve a la normalidad, se pueden tener altos rendimientos financieros. Sin embargo, para Iván Higueros, experto en el tema con el que Pulso Capital pudo sentarse a atar cabos en tiempos complejos, invertir con un enfoque de largo plazo y con un portafolio diversificado son los verdaderos aspectos fundamentales en cualquier escenario. Pero lo son aún más en medio de una recesión. 

“El trading es una carrera profesional”

De hablar pausado y reflexivo, Iván Higueros, es un administrador de empresas y magister en Finanzas guatemalteco que encontró la vía hacia los mercados financieros por pura casualidad en sus tiempos de estudiante.

Cuando se le pregunta, recuerda su enganche a la bolsa con evidente emoción, sucedida en el mismo momento en el que participó en un simulador de la bolsa para una clase. En esa experiencia terminó obteniendo el primer lugar. El gusano había picado. Esos índices ficticios con los que comenzó pasaron a convertirse en verdaderos gráficos de mercado en su pantalla, en los que subía o bajaba dinero real, siendo desde entonces una actividad que se ha vuelto su pan de cada día.

Reconvertido hoy en un experto bursátil, y tras un paso por una calificadora de riesgo, Iván se lanza a este mundo armado con un diplomado en la Bolsa de Valores y varios cursos especializados en los mercados. Es además el Fundador y Director de estrategia en Zona Trading, así como Principal Managing Partner de Delta Capital, y Cofundador de la empresa de criptomonedas Plutoro. 

Iván posee amplia experiencia como trader profesional, Portfolio Manager y Gestor Patrimonial de inversiones.

Echando la vista atrás hacia esos momentos iniciales, Higueros nos habla de otra clase de especulación, una muy alejada del sentido peyorativo que siempre acompaña a la palabra: “la especulación estratégica tiene un dominio probabilístico que consiste en buscar patrones”, es decir que especular significa fundarse en las tendencias conocidas para predecir las rutas que el mercado puede tomar en el futuro. Nada de apuestas.  

Por eso, su tesis de inversión es más bien moderada y largo placista, siempre fundada en un conocimiento sólido que a él le gusta transmitir a otros, para crear una cultura distinta frente a la inversión y el ahorro:

“Nosotros tenemos que tener el control de nuestro dinero y de nuestras finanzas, es bueno crear un fondo de retiro, tener un plan de ahorro. Cualquier persona independientemente de su profesión debería tener conocimiento básico sobre finanzas”.

Es precisamente de esa mentalidad de la que surge Zona Trading, un espacio que busca formar traders e inversionistas para que puedan invertir con éxito en los mercados bursátiles de una manera profesional. En palabras del propio Iván: “ya hay 500 graduados, y somos una comunidad profesional que hace operaciones en tiempo real, donde todos se ayudan entre sí”.

Con la atención puesta en sus consejos, nos decidimos a profundizar con Iván para conocer qué se puede hacer, si algo, para impactar nuestras finanzas de una manera positiva en tiempos de recesión. “Hay que analizar la estrategia de inversión a largo plazo, el trading va ligado a la especulación y es susceptible a la volatilidad del mercado. Pero, hay varios instrumentos que pueden servir para invertir en medio de una recesión”. 

Primero, ¿cuéntenos un poco más sobre lo que hacen Zona Trading y Delta Capital?

Zona Trading es una academia institucional especializada en formar traders e inversionistas, para que puedan invertir con éxito en los mercados bursátiles de una manera profesional, utilizando herramientas avanzadas y con un enfoque práctico, que se adapta a la evolución constante de los mercados. En Zona Trading, contamos con cursos especializados para aprender a invertir, de forma presencial y de forma online.

Por su parte, Delta Capital es una empresa que se dedica exclusivamente a la planificación de patrimonio y estructuración de inversiones. Se brindan soluciones para la construcción de fondo de jubilación, planificación de estudios o crecimiento exclusivo de capital. El objetivo principal es satisfacer las necesidades financieras del cliente, por medio de portafolios de inversión estructurados y alternativas financieras hechas a la medida.

Ya sea en mercados buenos o malos, los nuevos inversores en renta variable suelen mostrar irónicamente una aversión al riesgo. Dejemos algo claro de inicio, ¿existe una cartera a prueba de recesión?

Si hablamos de una cartera exclusivamente enfocada a la renta variable no existe un portafolio a prueba de recesión, ya que el efecto es sistémico y este se propaga en todos los mercados. Las carteras de renta variable diversificadas ayudan a reducir únicamente el riesgo de concentración por industria e idiosincrasias. Para poder tener una cartera anticrisis, se necesita ampliar la diversificación geográfica e invertir en activos no correlacionados como oro, bienes raíces y renta fija.

¿Cuáles son las mejores vías de inversión durante una recesión?

El oro y productos conservadores como la renta fija, a través de la historia han sido activos refugio en épocas de crisis. Si bien las recesiones son inevitables, cada una es ocasionada por diferentes sucesos económicos. Hoy, estamos viviendo una recesión completamente diferente a las anteriores debido al elevado apalancamiento de los bancos centrales, los rezagos de la pandemia y sobre todo, la crisis energética ocasionada por el conflicto geopolítico de Rusia y Ucrania. 

En este sentido, tanto las acciones, bonos y el oro han registrado pérdidas durante el 2022, como consecuencia de la política monetaria restrictiva para frenar la inflación que solo ha beneficiado al dólar.

En su experiencia personal, ¿qué es lo que ha funcionado para los inversores en recesiones pasadas?

Lo que ha funcionado es entender que una recesión es cíclica y sucede en promedio cada 10 años. Los inversionistas como Warren Buffet han entendido que los mercados son ineficientes, es decir “precio es lo que pagas, pero valor es lo que obtienes”. La historia nos ha demostrado que invertir en una recesión financiera es el punto de partida para crear riqueza en el largo plazo, ya que los mercados están a descuento y las valoraciones de las compañías se vuelven atractivas. 

El tema es la psicología colectiva en los mercados, ya que las personas hacen lo contrario, compran en euforia y venden en pánico, cuando está comprobado que es al revés.

¿Qué sectores tienden a tener un buen desempeño durante las recesiones?

Está comprobado que los sectores defensivos tienden a ser más resilientes en época de recesión, como resultado de su demanda inelástica. Tal es el caso de servicios públicos y consumo masivo, todos tienen que pagar la luz y hacer compras en el supermercado. Por otro lado, para realmente saber qué sectores podrían tener un buen desempeño en una recesión, hay que tener una bola de cristal o al menos un conocimiento muy amplio de la economía y la relación de los mercados.

Por ejemplo, el sector energético es el principal beneficiado del alza de los commodities, pero en la recesión de la pandemia 2020 fue uno de los principales sectores perjudicados.

¿Es bueno elegir compañías de un mismo sector, o es mejor variar?

Todo va a depender del apetito de riesgo que tenga el inversionista. Definitivamente, la diversificación estratégica permite a priori reducir riesgo, esto quiere decir que la baja correlación permite enfocarse en influencias independientes de retorno con un menor riesgo. Por ejemplo, usando una cartera de Apple y Exxon Mobil podemos argumentar que cuando suben los precios de los teléfonos, no influyen en los precios del petróleo y viceversa.

¿A qué detalles debemos prestar atención al elegir una empresa para el portafolio: baja deuda, rentabilidad, balances sólidos, o flujo de caja positivo?

Todo va a depender de la estrategia, pero en una recesión las empresas resilientes son las que mejor se adaptan a estas condiciones, ya que tienen flujos de caja positivo para hacerle frente al servicio a sus pasivos, niveles de deuda y pago de dividendos, en algunos casos.

Una subida de tasas conlleva a menores valoraciones debido al incremento del costo de capital en las empresas y esto también se traduce en menores perspectivas de crecimiento. Pese a la caída del mercado en el 2022, los resultados corporativos han sido mejor de lo esperado debido a la persistente demanda. No obstante, todavía existe margen de infravaloración, ya que los múltiplos de valuación en las empresas siguen en niveles altos.

Finalmente, las recesiones y los mercados volátiles suelen ser aterradores, pero si se invierte a largo plazo, ¿es posible confiar en la resiliencia del mercado? ¿Cuál es su predicción general para la economía en 2023?

Por primera vez en mucho tiempo, el panorama de inversiones no presenta claridad y por ello, no hay decisión fácil para los inversionistas. El conocimiento profundo de los mercados y la diversificación estratégica es la clave para reducir el impacto del riesgo de subidas de tasas en los portafolios de inversión. Por ello, se necesita priorizar en distintos mercados para no estar expuestos directamente a la concentración de un tipo de activos o sector que pueda presionar el poder adquisitivo del patrimonio, en períodos de gran incertidumbre a nivel mundial.

La predicción general del 2023 si bien es incierta, puede incidir en más volatilidad para los mercados, a medida que continúa lucha de los bancos centrales en combatir la inflación, pese a que esto involucre frenar el crecimiento económico y acelerar la recesión. Mientras no veamos una desaceleración de la inflación subyacente, podemos esperar más de la política monetaria restrictiva por parte de los bancos centrales.

Quizá quieras leer también: A los mercados les gusta la paz, ¿por qué las bolsas son tan susceptibles a los shocks externos?

Síguenos

Recientes

Populares

Eventos

También te puede interesar...

“Hace falta capital de riesgo en Guatemala”, Alexis Canahui

Es posible que las primeras palabras que se te ocurran cuando hablamos de startups sean tecnología e innovación, ¿verdad? Una de las principales acciones de...

3 tendencias de consumo de la generación Z: Medios, entretenimiento y viajes

La generación Z está en contacto con la tecnología, las redes sociales y los dispositivos móviles desde temprana edad. Esta generación hipercognitiva cruza los...

Conoce estas 3 startups brasileñas fundadas por mujeres

Aunque la participación de mujeres sigue siendo baja en el ecosistema de startups, lo cierto es que muchas empresas fundadas por mujeres están creciendo...

ILB finalista de los Connecta Awards 2022 en la categoría «Mejor Campaña de comunicación”

Con el avance de la tecnología y, en consecuencia, la facilidad de su uso, los especialistas en marketing pueden terminar dejando de lado estrategias...