La logística mediante drones y su escalabilidad

Wing continúa desarrollando la logística mediante drones para intentar llevarla a su siguiente nivel de escalabilidad: la posibilidad de crear una red de estaciones de recogida y recarga que pueda ser utilizada por prácticamente cualquier establecimiento y usuario cuyos envíos cumplan determinados requisitos de peso y tamaño.

La idea es hacer posible que cualquier tienda pueda designar un área de recogida de paquetes en la que pueda dejar sus envíos (en el estilo del llamado curbside pickup), para que, tras contactar con Wing, puedan ser recogidos con muy escasa intervención humana y sean enviados a su destino. La compañía tiene ya varios años de experiencia con múltiples tipos de envío en varios lugares del mundo: tas un primer año en pruebas, su servicio se convirtió en una oferta estable que incluía desde café a sushi o pollos asados, y que escaló hasta los varios cientos de miles de envíos. Ahora, la idea es dar un paso más y proponer que en lugar de limitarse a un pequeño catálogo de productos, puedan llevar a cabo envíos para cualquier tienda que se haya registrado previamente en el sistema.

Wing es una subsidiaria de Alphabet fundada en 2012, que comenzó a desarrollar su actividad sin hacer ruido mientras Amazon se dedicaba a anunciar pomposamente sus intenciones de incorporar los drones a su oferta logística. Con un diseño diferente al propuesto por Amazon, Wing propuso drones que no descienden al suelo durante la entrega del paquete, sino que lo hacen descender mediante una cuerda que se libera automáticamente al tocar el suelo y que evita que puedan ocurrir accidentes con las hélices del dron. Tras acumular una amplia experiencia a lo largo de varios años, afrontar diversos problemas de diversos tipos (desde el ruido de sus aparatos hasta ataques de cuervos en celo) y situarse totalmente por delante de sus competidores en ese sentido como la primera oferta estable de logística mediante drones, anuncia ahora la posibilidad de abrir esa oferta a otros participantes, en lo que puede suponer un hito en una opción logística que muchos, en su momento, no dudaron en ridiculizar o considerar imposible.

Como tantas veces en innovación, los resultados no llegan necesariamente al primero que los anuncia o al que propone la idea inicialmente, sino al que muestra una mayor capacidad de ejecución. El reparto logístico mediante drones tiene aún mucho que evolucionar y, sin duda, muchas cuestiones que resolver, pero seguramente, cuando se convierta en una realidad implantada universalmente, deberá más a una Wing que consiguió desarrollarlo y escalarlo, que a una Amazon que lo anunció como estrategia, pero no fue capaz, durante muchos años, de convertirlo en realidad. No siempre ser el primero asociado con una idea garantiza que vas a conseguir ser el que la aplique o la desarrolle mejor.

Publicado en enriquedans.com (10.03.2023)

Síguenos

Recientes

Populares

Eventos

También te puede interesar...

Transformando los mercados bilaterales

Los agentes de IA van a revolucionar nuestra forma de pensar sobre la compra y la venta.Uber ya hizo esto en cierta medida. Organizaron...

La política y la teoría del caos

El caos tiene un gran poder de fascinación en política. El mito por el cual del caos y de la destrucción puede surgir algo...

Elon Musk como factor diferencial

En las nubes debe estar Elon Musk con el resultado de la votación entre los accionistas de Tesla que, con nada menos que un aplastante...

El naciente orden internacional: ¿hegemónico, estable o anárquico?

Están proliferando aceleradamente problemas mundiales que ningún país puede resolver por sí solo. La lista de dificultades que afectan a la humanidad, independientemente de...