¿Qué es la estanflación y por qué preocupa a los economistas en 2022?

Si se desea atemorizar a un economista lo único que se debe hacer es decir estanflación.

Esta palabra encierra un término económico que se usa para describir una combinación poco probable de condiciones económicas, pero una a la que podríamos estar asistiendo a lo largo de 2022. Es al menos la opinión de un número creciente de economistas. La estanflación implica que haya una economía estancada, y un aumento en el precio de los bienes y servicios en todos los ámbitos, lo que se conoce como inflación.

Según el Banco Mundial, la inflación de precios al consumidor alcanzó un 5,2% interanual entre noviembre y diciembre de 2021, su ritmo más alto desde el año 2008. Los pronósticos indican que la inflación mundial se mantendrá cerca del 6% a lo largo de 2022, como consecuencia de las subidas en los precios de las materias primas industriales, los alimentos, y la energía.

Este escenario es más sombrío en algunos países o regiones como los Estados Unidos y la Unión Europea, por una serie de factores distintos pero coincidentes en el tiempo, como la recuperación de la demanda post-confinamiento, y la guerra en Ucrania. De hecho, los precios en Estados Unidos están aumentando a su ritmo más rápido en casi 40 años, alcanzando una tasa de inflación que subió un 7 % interanual el pasado diciembre. 

En este contexto, muchas personas comienzan a hablar seriamente de la estanflación. Si bien no hemos visto este doble golpe desmoralizador desde la década de 1970, podríamos estar dirigiéndonos en el futuro cercano hacia otro período de estanflación global.

¿Qué causa la estanflación? 

Recalcando que la estanflación describe lo que sucede cuando el crecimiento económico se ralentiza o se detiene por completo, el desempleo es alto, y el precio de los bienes y servicios sigue aumentando, hay algunas causas concretas que pueden desatar una ola de estanflación. 

Existen muchas teorías sobre por qué ocurre, pero la mayoría se reducen a dos factores esenciales, siendo el segundo de ellos el principal responsable de una posible estanflación en 2022: 

  • Malas políticas gubernamentales
  • Cambios repentinos en el suministro o precio de un producto básico importante como por ejemplo, el petróleo.

Esta segunda causa es conocida como un shock de oferta, y tiene que ver con una disminución inesperada en el suministro de un producto o materia prima importante, o bien, en su aumento de precio. 

Como consecuencia de la guerra en Ucrania y los atascos en la cadena de suministros, el petróleo y otras fuentes de energía han subido sus precios excesivamente. Esto podría provocar un efecto dominó que conduzca a un aumento repentino de los precios en toda la economía, algo que ya hemos comenzado a ver.

Por otro lado, la escasez de suministros a menudo hace que sea más costoso producir ciertos bienes y transportarlos de un lugar a otro. Para compensar esos costos crecientes, las empresas pueden aumentar el precio de lo que venden, despedir a algunos de sus empleados, o una combinación de ambos. Otro factor que también comienza a observarse. 

Los pronósticos más optimistas señalan que si bien puede haber una pequeña posibilidad de que la estanflación regrese, es más probable que este reciente brote de inflación sea temporal y eventualmente se desvanezca a medida que la cadena de suministro se ponga al día con el resto de la economía.

Aunque… Brasil y otros países emergentes ya han comenzado a experimentar estanflación

El Instituto de Finanzas Internacionales (IIF) asegura que en países como Brasil o México comienzan a verse condiciones de estanflación. El informe del IIF afirma que la alta inflación coexiste con una recuperación económica aún incompleta en varios países emergentes, en donde los niveles de producción continúan muy por debajo de los previos a la pandemia.

El mencionado impacto del rebote de la demanda en las cadenas de suministro, así como el aumento de los precios de los alimentos y la energía, serían los principales factores detrás de la caída de la oferta y la baja producción en estos países, siempre según los datos del organismo. 

En cualquier caso, ya sea que estemos o no ante una estanflación, es bueno recordar que la economía pasa dificultades de vez en cuando. La inflación es solo una parte natural del ciclo económico, y la hiperinflación no puede durar para siempre. En la medida en que los acontecimientos en Ucrania vayan desenvolviéndose, y terminen los confinamientos en China y otros puertos importantes del mundo, la economía podrá vadear mejor la amenaza de la estanflación. 

También te interesará leer:

A los mercados les gusta la paz, ¿por qué las bolsas son tan susceptibles a los shocks externos?

Síguenos

Recientes

Populares

Eventos

También te puede interesar...

Claves para comprender la caída de luna y su impacto en el mundo cripto

Los defensores de las criptomonedas están muy atentos al caso de terraUST, conocido por su nombre de lista como UST o moneda estable, y...

¿Por qué China está dejando de ser el centro manufacturero de Alemania, Japón y EE. UU.?

Recientemente el secretario para la Reactivación Económica de León, Guillermo Romero Pacheco, reveló que El Bajío de México se convertirá en el nuevo centro...

3 herramientas básicas de ciberseguridad para tu empresa

La ciberseguridad implica un conjunto de acciones para proteger a las personas, los sistemas, y los dispositivos frente a ataques maliciosos. Es una rama...

Canasta básica en Nicaragua aumenta de precio por tercera vez en 2022

El precio de la canasta básica ha experimentado cambios durante los primeros cuatro meses del 2022, pero a finales de abril alcanzó un máximo...