¿Por qué en Estados Unidos hay una inflación que no se veía desde hace más de 40 años?

Los precios en Estados Unidos están aumentando a su ritmo más rápido en casi 40 años, alcanzando una tasa de inflación que subió un 7 % interanual el pasado diciembre. La fuerte demanda y la escasa oferta de artículos clave, como los automóviles y los semiconductores, están impulsando los aumentos de precio, lo que presiona a los responsables políticos para que actúen con rapidez. 

La Reserva Federal (Fed), el equivalente a un Banco Central en los Estados Unidos, está barajando subir las tasas de interés este año, una medida que vienen pidiendo varios sectores y que tiene como consecuencia una reducción del dinero circulante, lo que a su vez impacta de manera positiva en la escalada de los precios.

El presidente de la Reserva Federal, Jerome Powell, considera que la oferta de productos se normalizará este año, y aseguró que la Fed está en condiciones de hacer lo que sea necesario para evitar que la alta inflación se afiance. “Si es necesario subir los tipos durante más tiempo, lo haremos”, dijo Powell. 

El aumento en los costos de endeudamiento tiene como objetivo reducir la demanda encareciendo compras como los automóviles u otros bienes de lujo. El aumento registrado en diciembre marcó el tercer mes consecutivo en que la tasa de inflación anual se ha mantenido por encima del 6 %, muy lejos del objetivo del 2 % fijado por las autoridades. 

La última vez que el ritmo de inflación superó ese nivel fue en 1982. Los costos de la vivienda aumentaron un 4,1 % interanual, mientras que el costo de los comestibles aumentó un 6,5 %, en comparación con un promedio anual del 1,5 % durante los últimos 10 años.

inflación

Pero, ¿Qué es con exactitud la inflación?

La inflación es un aumento en el nivel general de precios en amplios sectores de la economía, que van desde los bienes de consumo, hasta la prestación de servicios. La inflación no es un aumento en el precio de un bien o servicio en particular, sino un alza generalizada en todos los bienes y servicios.

Para medir esos incrementos se utiliza el Índice de Precios al Consumidor (IPC), que resulta muy útil por dos razones. La primera, es que el IPC mide el nivel general de precios de bienes y servicios que un hogar común compra cada mes, y por lo tanto, puede usarse para medir la inflación. Y la segunda, es que el IPC brinda un punto de referencia contra el cual podemos comparar los cambios en el precio de artículos individuales con precios más generales.

¿Por qué es la inflación más alta en 40 años?

Gran parte de lo que se está viviendo hoy, y en muchos sentidos no solo en los Estados Unidos, es consecuencia de algunas buenas noticias, es decir, que incluso aspectos positivos como doblegar un poco la pandemia gracias a las vacunas, han disparado la demanda. 

En los inicios de la pandemia, la economía estadounidense se derrumbó, en especial cuando entraron en vigor los cierres de empresas y los consumidores se quedaron en casa como medida de precaución sanitaria. Los empleadores recortaron unos 22 millones de puestos de trabajo, y por ello la producción económica se desplomó.

En esos momentos todo el mundo hacía preparativos para tiempos oscuros. Las empresas recortaron su inversión y dejaron ir a muchos de sus mejores trabajadores, causando por unos meses una recesión brutal de la que no se preveía salir pronto. 

Pero a pesar de todo, en lugar de hundirse en una recesión prolongada, la economía mundial protagonizó una recuperación inesperadamente veloz, impulsada por un gasto público masivo y una serie de medidas de emergencia de parte de la Fed y el gobierno. Para cuando se hizo oficial el lanzamiento de las vacunas, los consumidores empezaron a abarrotar restaurantes, bares, y tiendas.

De repente, las empresas tuvieron que luchar para satisfacer esa creciente demanda. Y es difícil contratar lo suficientemente rápido para llenar las vacantes o comprar suficientes suministros para cumplir con los pedidos de una gran cantidad de clientes. A medida que el negocio se recuperaba, los puertos y los contenedores se saturaron sin poder manejar el tráfico. Las cadenas de suministro globales están desde entonces atascadas.

Por esas razones los costos generales de producir aumentaron, y las empresas como consecuencia natural trasladan esos costos más altos en forma de precios más altos a los consumidores. Lamentablemente, una parte considerable de la inflación que se vive es el resultado inevitable de salir con éxito de la pandemia. 

Es probable que la inflación perdure mientras la demanda de bienes y servicios siga superando a la oferta. Para algunos expertos los efectos de esto aún se dejarán sentir incluso hasta comienzos de 2023. 

Complementa tu lectura con:

El alto costo de los contenedores afecta a la región, al tiempo que las navieras duplican sus ganancias

Síguenos

Recientes

Populares

Eventos

También te puede interesar...

Qué es FIBRAS y cuáles son sus beneficios de inversión

Como en todas las industrias puede llegar una fase de estancamiento por falta de inversión y en el caso del sector construcción existen nuevos...

Florencia Davel: La CEO que cree que el talento es independiente del género

Florencia Davel, la gerente general de Bristol-Myers Squibb, cree que es importante fomentar el liderazgo femenino dentro del sector farmacéutico. El desarrollo y la presencia...

El 97% del parque empresarial de Costa Rica lo conforman MiPymes

Un estudio realizado por el Ministerio de Economía de Costa Rica reveló que el 97% del parque empresarial está conformado por MiPymes y se...

¿Cómo hacer para que la inflación no afecte tu negocio?

Para que la inflación no afecte tu negocio debes implementar estrategias que te ayuden a gestionar tus costos y a innovar en tus productos....