La importancia de aprender a reemplazarte

Aprender a reemplazarte en cualquier tipo de trabajo es clave para el crecimiento y éxito de tu carrera profesional.

A veces estamos muy ocupados escalando nuestra propia escalera que se nos olvida el poder que tiene el sostener la escalera de alguien más.

Hace un par de meses estaba trabajando en una pasantía en el área de comunicación y marketing de una organización. Al finalizar el tiempo del programa me sentía orgullosa de lo que había logrado desarrollar en esa área, sin embargo también me preocupaba que lo que había implementado no fuera a continuar funcionando después de que me fuera.

Así que decidí crear un manual de los procesos que había creado y le enseñé lo que sabía a una de las personas que se iba a quedar trabajando en la misma área. Me di cuenta que sin importar lo bueno que hubiera sido mi trabajo, iba a terminar siendo reemplazada, y mi deseo era que todo siguiera funcionando tan bien como cuando yo estaba en esa posición.

¿Por qué debemos aprender a reemplazarnos?

Nuestro ego nos hace querer ser irremplazables en lo que hacemos, nos gusta pensar que las cosas no podrían darse en nuestro trabajo si no estuviéramos nosotros. Sin embargo, no nos damos cuenta del gran poder que hay detrás de aprender a reemplazarnos.

Al buscar formas de reemplazarte no solo estarás cumpliendo con realizar un trabajo, sino también estarás involucrando a tantas personas como puedas, empoderándolas en lo que sabes hacer. Aprendes a hacer tu orgullo a un lado y convertirte en un jugador de equipo.

También puede interesarte leer: ¿Cómo trabajar en equipo de una mejor manera?

Puede que tal vez te entre cierta inseguridad y te preguntes, ¿Qué pasa si aprendo a reemplazarme y la empresa donde estoy ya no me necesita? Pero te voy a decir un secreto, más allá de líderes que son buenos en lo que hacen, las empresas están buscando líderes que atraigan y ayuden a crecer a otros líderes.

Si no estás trayendo a alguien y enseñándole a hacer lo que tu estás haciendo, entonces no estás liderando.

Cuando te vuelves reemplazable, te vuelves mucho más disponible y libre para concentrarte en otros problemas que necesitan tu atención. Además, tienes la flexibilidad para asumir nuevos proyectos y ayudar a llevar a cabo otras ideas dentro de una organización.

¿Cómo me vuelvo reemplazable?

Quiero compartir contigo algunas de las prácticas que he aprendido y me han ayudado a volverme una persona reemplazable y a empoderar a otras:

  1. Documenta todo: Reportes, ideas, procesos. Guárdalo todo en un solo lugar de manera organizada para que cualquier persona de la organización pueda tener acceso a esta información y que lo pueda comprender sin ningún problema.
  2. Delega: No puedes hacerlo todo tu solo. Por eso es importante que cambies tu mentalidad de hacer liderar. Involucrar a otras personas y delegarles la toma de algunas decisiones aumenta su confianza en sí mismos y te ayuda a compartir un poco de la carga de responsabilidades.
  3. Encuentra uno o más socios: Asigna a una persona que esté al tanto de todas tus decisiones y que te ayude también a revisar tus documentos.
  4. Conviértete en un entrenador o un mentor: Comparte tus habilidades, conocimientos y experiencia con alguna persona de la organización.
  5. Aprende a decir que no: Si dices que sí a todo, puedes privar a otras personas de oportunidades. Si permites que alguien más diga que sí, entonces tendrás la oportunidad de desempeñar el papel de mentor.

Aprender a reemplazarte es muy liberador y nos prepara para alcanzar mayores niveles profesionales. Además, es la mejor forma de no dejar que nuestras inseguridades nos dominen y de dar paso para que otras personas también crezcan y brillen.

Síguenos

Recientes

Populares

Eventos

También te puede interesar...

Ecoansiedad

Hace décadas que se habla del término ecoansiedad, aunque es ahora cuando más atención merece y es entre los más jóvenes donde se agudiza el...

Todo lo bueno se acaba…

La extensión I don’t care about cookies era, hasta ahora, uno de esos casos maravillosos que ilustraban lo que un desarrollador es capaz de hacer cuando...

¿Cómo ser flexible te ayuda a ser un mejor líder?

Ser flexible te ayuda a ser un mejor líder, a vivir con una perspectiva más equilibrada, libre y llena de gozo y paz.¿Cómo gestionas...

La paradoja del desarrollo en la nueva normalidad: ¿transformación digital o transición energética?

El investigador costarricense Pablo Gámez Cersosimo, experto en transformación digital sostenible, nos habla en su libro Depredadores digitales sobre lo que llama la paradoja...