Los desafíos que plantea la diferencia generacional a los líderes empresariales

Mira alrededor en tu lugar de trabajo y es probable que veas a personas de todas las edades, esto es, constatar que todos pertenecen a una generación distinta. Sucede así particularmente porque en nuestras sociedades no es extraño que haya personas trabajando después de los 55 años. La debilidad del sistema de seguridad social, el gran protagonismo de la informalidad, y la simple necesidad hacen que esto sea común. 

Esta realidad permite que convivan en el lugar de trabajo de hoy en día hasta cuatro generaciones distintas, todas con expectativas y ritmos de trabajo diferentes. Claro que no se pretende generalizar, pues los intercambios entre estas generaciones producen casos excepcionales en donde una persona mayor de 45 está al tanto de las últimas tendencias y se mueve en círculos de alguien de 30. 

Pero en general las visiones y los comportamientos con respecto al trabajo de estos grupos tienden a variar, quizá no de una manera pronunciada, pero sí de una que influye especialmente en los líderes empresariales, quienes sin duda quieren tener una buena mezcla de estos grupos en su capital humano, algo que beneficia a la empresa en el largo plazo.

 

Las generaciones que trabajan hoy

Una fuente común de confusión al hablar de las generaciones es su edad. Estos grupos se definen vagamente por año de nacimiento, no por edad actual. La razón es simple, pues las generaciones envejecen en grupos. Si piensas en los Millennials como universitarios, no solo estás desactualizado, sino que estás pensando en una etapa de la vida, no en una generación. 

Los Millennials ya han terminado la universidad y esa etapa de la vida está dominada ahora mismo por la Generación Z. Las generaciones así entendidas son:

  • Los Baby Boomers: nacieron entre 1946 y 1964. Actualmente tienen entre 57 y 75 años 
  • La Generación X: nacida entre 1965 y 1980, y actualmente tiene entre 41 y 56 años.
  • Los Millennials: nacidos entre 1981 y 1996. Actualmente tienen entre 25 y 40 años.
  • La Generación Z: es la generación más nueva, nacida entre 1997 y 2015. Actualmente tienen entre 6 y 24 años.

Este último es un nombre que sirve como marcador de posición para las personas más jóvenes del planeta. Es probable que cambie a medida que dejen la adolescencia y maduren en sus identidades adultas.

 

Distintas visiones y expectativas respecto al trabajo por generación

De acuerdo con un trabajo elaborado por Robert Walters, en cuanto a su planes de carrera y la movilidad dentro de la empresa, la tasa de promoción para los Millennials y los miembros de la Generación Z es más alta que para las otras dos generaciones. Ello a pesar de la necesidad que tienen de una mayor guía en el proceso. 

Se cree que esto es así porque los miembros de estos dos grupos han expresado la necesidad de tener una dirección y objetivos más claros y específicos para entender cómo avanzar posiciones y crecer en sus organizaciones. Los datos recabados en ese sentido aseguran que el 25% de la Generación Z, y el 19% de los Millennials, valoran tener rutas de progresión claras, en comparación con solo el 6% de los mayores de 40 años.

Por ello el 59% de la Generación Z y los Millennials necesitan ayuda de sus empleadores para conocer cómo avanzar en la organización. La Generación X valora estas directrices tan solo en un 8%, mientras que los Baby Boomers las aprecian en un 4%. Esto podría interpretarse como un mayor poder de decisión en cuanto a sus carreras de parte de estos últimos grupos. 

Dado lo que han pasado como generación, en especial los Boomers, no parece extraño que tengan una mayor iniciativa en cuanto a la dirección que toma su carrera. Aunque curiosamente, como decíamos, tienden a obtener menos promociones. 

1 de cada 3 empleados de la Generación X y de los Baby Boomers considera que sus opiniones no son valoradas por sus empleadores, frente a solo el 25% de los trabajadores Millennials y de la Generación Z que piensan de igual manera. Esto demuestra un mayor sentido de confianza en las generaciones jóvenes, quienes creen más en el sistema y su justicia. 

En el ámbito de los beneficios las generaciones mayores de 40 años se inclinaron por valorar en gran medida la estabilidad laboral y la atención médica privada, con un 25%. Mientras que los dos grupos más jóvenes, principalmente la Generación Z, valora los eventos organizados que permitan capacitarse y comprender otras áreas de la empresa.

 

generación

 

Algunos desafíos para los líderes empresariales en Centroamérica

Las organizaciones que quieran mantenerse a la vanguardia y ofrecer los mejores servicios no solo deben comprender, sino que también deben saber emplear adecuadamente a personas de todas las generaciones. Importante será también saber escuchar y atender sus necesidades en el lugar de trabajo. 

Según un informe de la firma KPMG, los Millennials son el verdadero reto en Centroamérica, ya que muchos países de la región se han convertido en un fuerte atractivo para las empresas internacionales. Los call centers serían un claro ejemplo de esto último. 

Ello implica la necesidad de contratar personal calificado que domine diferentes idiomas, y que sea flexible en cuanto a su capacidad de trabajar en horarios no habituales, además de ser personas con un enfoque multicultural. Todas características que reúnen muchos de los Millennials de la región. Ya que en este grupo la educación ha sido encaminada al aprendizaje de habilidades tecnológicas y de idiomas, además de que muchos de ellos se conciben a sí mismos como ciudadanos globales. 

Además, muchas de estas personas no tienen obligaciones familiares, pues su concepción del matrimonio y los hijos ha variado, o bien tardan más en independizarse económicamente. El reto estriba en encontrar a los candidatos y hacer que se identifiquen con los valores de la empresa, además de retarles para mantener su atención y compromiso. 

 

generación

 

Algunos de los otros retos para los líderes empresariales que se han identificado en el informe son:

Retener y recompensar correctamente al personal de alto desempeño dentro de la organización independientemente de la generación a la que pertenezca. También será importante comenzar a desarrollar a la próxima generación de líderes empresariales, una tarea que recae especialmente sobre los líderes actuales, muchos de ellos parte de la Generación X.

Y finalmente es muy importante destacar la eliminación de las barreras culturales que aún persisten, y que impiden a muchas de las empresas contar con un enfoque global. A ese aspecto podrían sumarse las barreras de entendimiento entre las generaciones. Aunque cada vez menos, aún hay diferencias que pueden ser salvables independientemente de la edad. 

 

generación

 

Lo importante es comprender que no podrás tener experiencia sin Boomers, ni brío juvenil e ideas frescas sin Generación Z, la clave es compaginar el trabajo de todos estos grupos. 

 

Quizá te interese leer: El 60% del desempleo en Costa Rica lo concentran los jóvenes y las mujeres

 

Síguenos

Recientes

Populares

Eventos

También te puede interesar...

Juan José Gutiérrez entre los empresarios más admirados de Centroamérica

En Centroamérica existen empresarios talentosos que han destacado por crear negocios visionarios y que han impactado de manera positiva en América Latina. Para conocer...

II Foro de Alimentos y Bebidas GREMAB 2022 a realizarse en ciudad de Guatemala

El sector de los alimentos y las bebidas es uno de los más resistentes de la economía guatemalteca, y está invirtiendo cada vez más...

Juan Luis Bosch: un industrial distinguido

Juan Luis Bosch recibió el reconocimiento de Industrial Distinguido 2021 durante el XVI Congreso Industrial en Guatemala.Juan Luis Bosch es el Presidente Chairman de...

El top 10 de las marcas globales con mayor inteligencia emocional

La inteligencia emocional es una cualidad muy apreciada en una persona, pero también en las marcas. Los consumidores la esperan para poder sentirse vinculados...