La brecha de la experiencia

Casi todo el mundo sabe conducir un auto. Muy pocos de nosotros sabemos cómo construir uno.

Durante casi toda la historia, la experiencia no fue realmente un factor. Si te criaste con los otros cazadores-recolectores, eras bastante bueno (lo suficientemente bueno) para hacer un fuego, mantener una cabaña, cazar y recolectar …

Pero a medida que construimos dispositivos más complejos, la experiencia comenzó a llegar. Podrías decirle a la gente que sabías cómo navegar en un barco (o construir uno), pero era bastante fácil separar a quienes tenían experiencia y conocimientos adquiridos con mucho esfuerzo del resto de las personas. O el barco logró llegar al puerto o no.

En lo único en lo que todo el mundo es experto es en sus propios sentimientos. Sin embargo, en casi todas las demás áreas que valoramos, hay personas con experiencia probada, que pueden mostrar su trabajo, comprender el estado del arte y producir resultados comprobables y medibles.

Los “expertos” son parte del problema. Un experto es alguien que tiene experiencia, pero a veces, se olvida de que la experiencia pasada no significa que siempre se tenga la razón. Cuando alguien con experiencia apoya ciegamente un status quo y no se involucra en una búsqueda incesante de lo mejor, no está demostrando experiencia, simplemente está siendo un ser humano.

La sabiduría popular no tiene precio. Es la suma total de la experiencia humana compartida, generalmente en torno a nuestras emociones. Pero la sabiduría popular no es lo mismo que la experiencia popular.

Creo que la mayoría de nosotros, ante un diagnóstico preocupante de cáncer, preferiríamos encontrar a la persona con más experiencia, no a alguien que haya buscado en Google durante veinte minutos …

Y, sin embargo, particularmente con la amplificación de las redes sociales, hay una devaluación de la experiencia. Políticos, claro, pero gente corriente también. Personas que afirman tener conocimientos sobre el cambio climático antropogénico, la salud pública o la toxicidad de las intervenciones médicas. Personas que están seguras de que pueden entender la letra pequeña de un formulario 10K o analizar el enfoque de un atleta. Todo el mundo tiene derecho a tener sentimientos sobre las cosas, pero la experiencia se gana.

¿Llegaría tu barco al puerto?

Publicada en: Blog de Seth (20 de noviembre de 2021)

Síguenos

Recientes

Populares

Eventos

También te puede interesar...

Colombia y Venezuela ¿El fin de los senderos que se bifurcan?

Colombia y Venezuela son dos hermanos especulares al norte de América del sur, separados imaginariamente por el desierto en la Península de la Guajira, por...

No es más productivo el que “trabaja” más

Quizá te suene el término “Gran Dimisión”, un concepto acuñado en los Estados Unidos pero que describe un fenómeno que no es exclusivo de...

¿Pero cuál es tu presupuesto?

Esta puede ser una pregunta incómoda. No porque ninguno de nosotros tenga tiempo ilimitado y dinero ilimitado, sino porque nos pone en aprietos de...

Lunas de miel y turbopolítica

En una sociedad, global, en que la inmediatez se ha convertido en norma, donde los apoyos son efímeros y la confianza social cada vez...