Tres consecuencias que trae la paridad del euro con el dólar

Por primera vez en 20 años, la moneda europea ha alcanzado la paridad con la moneda estadounidense. La posibilidad de que la Reserva Federal de los Estados Unidos suba los tipos de interés, y la creciente preocupación de entrar en una recesión en la zona euro, son algunos de los factores que han presionado a la baja a la moneda única.

¿Cuáles podrían ser las consecuencias concretas de esta devaluación?

euro

Inflación y poder adquisitivo

Casi la mitad de los dos productos importados a la zona euro se facturan en dólares, frente al 40% que lo hace en euros, según la oficina de estadísticas de Eurostat. Es el caso de muchas de las materias primas, así como también del comercio de petróleo y gas, cuyos precios han subido en los últimos meses a causa de la guerra en Ucrania.

Con la devaluación de la moneda europea, se necesitan más euros para comprar productos importados en dólares. Otro vector de esta depreciación es que se va a contener el turismo de los europeos, especialmente con destino hacia los Estados Unidos. Mientras tanto, los turistas de Estados Unidos y otras partes del mundo ganan con el tipo de cambio actual, ya que si viajan al Viejo Continente podrán consumir más por la misma cantidad de dólares.

Distintos escenarios para las empresas

El efecto de la caída del precio del euro varía según la dependencia que tengan las empresas del comercio exterior y la energía. Las empresas que exportan fuera de la zona euro se benefician de la devaluación de esta moneda, ya que sus precios se vuelven más competitivos, pero las empresas importadoras serán víctimas de una situación complicada. 

Las empresas que dependen de las materias primas y la energía, y que exportan poco, experimentarán un auge del gasto. Sin embargo, hay algunos actores que podrían sacar ventaja, en particular la industria manufacturera exportadora, principalmente la aeronáutica, la automotriz, y la química.

El Banco Central Europeo en aprietos

La devaluación del euro acelera la inflación, y esto podría llevar al Banco Central Europeo (BCE) a subir las tasas de interés más rápidamente. Este mes, el organismo emisor se prepara para su primer aumento en 11 años. Podría decirse que el BCE no debería reaccionar ante el aumento de los precios de las materias primas, pero su desafío de controlar la inflación se vuelve más acuciante a medida que aumenta el precio de las importaciones.

No dejes de leer también: ¿Cómo hacer para que la inflación no afecte tu negocio?

Síguenos

Recientes

Populares

Eventos

También te puede interesar...

Tres iniciativas que muestran la responsabilidad ambiental de GK

La responsabilidad ambiental es un tema que muchas empresas han comenzado a integrar en sus valores corporativos. Este es el caso de GK, una...

“No importa de donde vengas se pueden construir oportunidades”, Soraya Koivisto

En el mundo laboral no todos se encuentran cómodos en la rutina, con un domicilio fijo, o con un horario tradicional de trabajo. Muchos...

“Hace falta capital de riesgo en Guatemala”, Alexis Canahui

Es posible que las primeras palabras que se te ocurran cuando hablamos de startups sean tecnología e innovación, ¿verdad? Una de las principales acciones de...

3 tendencias de consumo de la generación Z: Medios, entretenimiento y viajes

La generación Z está en contacto con la tecnología, las redes sociales y los dispositivos móviles desde temprana edad. Esta generación hipercognitiva cruza los...