Europa, Apple y cómo hacerlo todo mal

En respuesta a la nueva regulación dictada por la Unión Europea que exigía a Apple algunos cambios en su modelo de negocio, la compañía ha anunciado una serie de modificaciones que en teoría posibilitan exactamente lo que la Unión Europea le exige, pero que hacen el ecosistema mucho peor para todos sus participantes.

Históricamente, la App Store de Apple ha sido un jardín vallado, caracterizado por un control estricto sobre la distribución de aplicaciones y las transacciones financieras. La insistencia de Apple en sistemas de pago exclusivos y en una comisión del 30% sobre las ventas ha sido durante mucho tiempo una piedra angular de su modelo de negocio. Sin embargo, la Digital Markets Act (DMA) de la UE ha inaugurado una nueva era de regulación del mercado digital: supuestamente diseñada para garantizar competencia justa e innovación en el sector digital desafiando estas prácticas establecidas, exige a plataformas como Apple abrir sus ecosistemas a sistemas de pago y tiendas de aplicaciones alternativas.

Aprobada en 2022, la DMA es la tentativa más ambiciosa de la UE hasta el momento para intentar frenar las supuestas prácticas anticompetitivas de las grandes empresas tecnológicas, a las que el reglamento se refiere como gatekeepers o “guardianes”. La UE designó a Apple como guardián en septiembre pasado y designó la App Store, el navegador Safari y el sistema operativo iOS como «servicios de plataforma» que tendrían que cumplir con las reglas de la DMA.

Ante esa tesitura, el comunicado de Apple es un ejemplo de auténtica ingeniería jurídica: cómo cumplir estrictamente los requisitos, pero imponiendo unas condiciones que los convierten en completamente absurdos, asegurándose de que prácticamente nadie va a hacer uso de las nuevas condiciones. ¿Quieres que sea posible hacer sideloading y utilizar tiendas de apps alternativas? Perfecto, aquí las tienes… pero con mis condiciones: dado que tengo que supervisar cuidadosamente todo para evitar posibles peligros, impongo unos costes para ello que lo convierten en prácticamente inviable, cuando no absurdo. Y sobre todo, algo que la DMA va a tener complicado, en principio, prohibir.

Las reacciones no se han hecho esperar: desde «insulto desvergonzado» hasta «cumplimiento malicioso», pasando por «tarifas basura» o por «régimen de extorsión». La compañía introduce nuevas comisiones en todas las exigencias de la Unión Europea, lo que incluye desde instalar apps al margen de la App Store (0.50€ por instalación a partir del millón de instalaciones anuales) o plantear pagos a través de otras plataformas (17% en lugar de 30%, por unos pagos que Apple no va a procesar), hasta dar de alta nuevas tiendas de apps, que tendrán que ser aprobadas por la compañía. Alegando la necesidad de retener su control en función de mantener sus garantías de seguridad, la compañía ofrece a la Unión Europea un modelo que cumple estrictamente sus requisitos, pero dando lugar a modelos prácticamente inviables o fuertemente penalizados.

¿En qué queda la DMA tras un ejemplo como este? Básicamente, en un ejemplo de cómo los políticos se empeñan en entrometerse en cosas que funcionan razonablemente bien, y cómo consiguen convertirlo en algo con lo que ninguno de los participantes está contento, sin lograr en absoluto solucionar el problema que supuestamente pretendían solucionar. La cuota de mercado de Apple en el mercado smartphone en la Unión Europea está entre el 56.22% de Suecia, único país en el que supera el 50%, y porcentajes inferiores al 20% en muchos países, lo que la sitúa entre el 15% (2º trimestre de 2019) y el 31% (4º trimestre de 2020 y de 2021) en el total europeo a lo largo de los años. ¿Existe, como ocurre en otros casos un clamor que proclama el descontento con el ecosistema planteado por Apple? Francamente, más allá de quejas de algunas compañías que no buscan libertad, sino que simplemente pretenden ganar más dinero, no lo parece.

La regulación es una herramienta muy delicada, que hay que utilizar con mucho cuidado. Y contra el regulador que no lo hace, está la posibilidad de contraponer departamentos legales que, por lo que se ve, sí saben contraatacarlo.

Ya veremos cómo contesta la Unión Europea al anuncio de Apple.

Publicación original en Enrique Dans.

Síguenos

Recientes

Populares

Eventos

También te puede interesar...

El Impacto de ayudar a la próxima generación de emprendedores de América Latina

Siempre he escuchado la frase “información es poder” y es en realidad una gran ventaja competitiva para surgir en la sociedad.El acceso a conocimiento...

Reddit y la bolsa: demasiado bonito para ser verdad

La salida a bolsa de Reddit el pasado 21 de marzo, tras haber fijado el precio de sus acciones en $34, lo más alto de la horquilla...

2024: el año que (idealmente) tocaremos fondo

Aunque todos esperábamos que el 2023 fuera un punto de inflexión para los ecosistemas de emprendimiento en LATAM, todo parece indicar que tendremos que...

¿Por qué invertir en startups?

Les comparto 5 motivos por los cuales considero que es una buena idea invertir en este tipo de empresas:🚨Les recomiendo que lean hasta el...